Acervo Poético

blog de poesía olvidada y poco leída

1976-2016

Deja un comentario

 

   Un escritor francés anota en su diario un poema con fecha 7 de agosto de 1917. Le avergüenza que la lluvia que cae sobre París, que lo aísla tiernamente y le otorga el ánimo propicio para escribir sea la misma que acrecienta el martirio sobre las líneas de soldados. En el frente ha visto que los muertos en sus sudarios tienen la forma de las momias dormidas por milenios, “su sueño de un cuarto de hora lleva el signo de la eternidad”. Ahora desde su gabinete “como tallado a mano sobre el confuso conjunto del mundo” le pesa saber que no morirá en la guerra. Comienza a encarnar la compleja categoría del sobreviviente.

 La lectura de este poema de François Mauriac puede ayudar a iluminar con cierta violencia literaria lo esencial a cuarenta años del último golpe de estado en Argentina. Sólo basta -y apenas es preciso- trocar la iglesia de la Madelaine por cualquier rincón de nuestro barrio, una mañana de París por todas nuestras mañanas. Oscar Wilde escribió que lo que el hombre siempre ha perseguido no es el sufrimiento ni el placer, sino simplemente la vida. Y lo que llamamos actualidad genera un incesante ruido de fondo en cuyas corrientes de intereses ocasionales podemos disgregarnos. Pero lo real, mejor aun, lo verdadero, es la gente que no está, un jardín de senderos truncos que ya no pueden bifurcarse. Un mundo que no está.

 A continuación una versión castellana del poema seguida del original francés.

Fotografía Robert Doisneau

Fotografía Robert Doisneau

 

Sobrevivientes, sobrevivientes ¿Hacia quién volver los rostros?

                    ¿Hacia quién tender las manos?

Los pasos de los bienamados se borran en el camino

terrestre donde los muertos no dejan traza.

 

Nada queda de los muertos, pobre corazón, nada queda

                    de las risas y las voces.

En lugar de sus gestos y sus rostros tiernos

el espejo sólo ofrece vacío lleno de espanto.

 

Y bien lo sabes corazón de sangre, corazón de carne,

                    nada es salvo aquello que tocamos,

nada es salvo esta vida que se ensancha en las bocas

como una flor ardiente y como un fruto amargo.

 

Nada es sino este banco frente a la Madelaine

                    donde tu cuerpo reposaba.

Era el alba… ¡La noche, ah, tan vana había sido!

París vacío y encantador apenas despertaba.

 

¡No, no, tú no eras un héroe, corazón frívolo!

                      Tú no eres más que un niño muerto

entre todos los niños arrojados a las márgenes sombrías

como en fila, sólo un tiempo atrás, caminaban a la escuela. 

 


 

Survivants, survivants, vers qui tourner vos faces,

                   vers qui tendre vos mains?

Les pas des bien-aimés s’effacent au chemin

terrestres où les morts ne laissent pas de trace.

 

Rien ne reste des morts, pauvre coeur, rien ne reste

                     des rires ni des voix.

Aux lieu de leurs visages tendres et de leurs gestes

le miroir n’offre plus qu’un vide plein d’effroi.

 

Et pourtant tu le sais coeur de sang, coeur de chair,

                       rien n’est que ce qu’on touche,

rien n’est que cette vie épanouie aux bouches

comme une fleur brûlante et comme un fruit amer.

 

Rien n’est que sur ce banc devant la Madeleine

                         ton corps qui reposait.

C’était l’aube… Ah! la nuit, qu’elle avait été vaine!

Paris vide et charmant à peine s’éveillait.

 

Non, non, tu n’étais pas un héros, coeur frivole!

                          Tu n’est qu’un enfant mort

parmi tous les enfants jetés aux sombres bords

comme en file naguère ils allaient a l’école.


 

François Mauriac “Journal d’un homme de trente ans”

Traducción: F.I.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s